ir al contenido

Dónde comprar Selene

El por qué de la lencería roja en Nochevieja

Lo mejor del 31 de diciembre: dar salida al año con lencería de color rojo.

¡La Nochevieja se acerca y las costumbres de la noche más festiva del año con ella! Empezar el nuevo año con el pie derecho, brindar con algo de oro dentro de nuestra copa de cava o de champán y felicitar el año que entra a nuestros seres queridos son algunas de las tradiciones que a día de hoy se llevan a cabo.

Categorías:
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Pero hablemos en específico de otra que para mucha gente es prácticamente lo mejor del 31 de diciembre: dar salida al año que se acaba y entrada al año venidero con lenceria para fin de año de color rojo.

La lenceria de Nochevieja hace las delicias de muchas personas, en especial de aquellas mujeres acérrimas amantes de la lenceria femenina. Como bien se sabe, esta tradición, y como todas, tiene su origen y significado en una historia que posiblemente poco tenga que ver con los ritos que nosotros llevamos a cabo actualmente. Y la historia de la lenceria de mujer en color rojo para el último día del año no es menos.

Lo primero que debemos saber sobre esta práctica es que se remonta a la Edad Media. Durante gran parte de esta amplísima etapa de nuestra historia, marcada por el miedo y las represiones de todo tipo por parte de la Iglesia y nobleza, el color rojo estaba completamente prohibido para poder llevar en la indumentaria. Esto se debe a que, por aquel entonces, el color rojo estaba asociado con la brujería y con el demonio. Ambos temas eran realmente temidos y odiados entre la sociedad de la Edad Media, pues se poseía una fuerte creencia religiosa y la Iglesia, desde el gran poder que ostentaba por entonces, infundía miedos sin sentido al pueblo llano, que carecía de la formación necesaria para asegurarse la cultura cristiana y un elevado número de feligreses.

Con el paso del tiempo, en invierno, la gente vio la necesidad de aportar algo de color y vida a los blancos y gélidos días de nieve. A los pocos años de adoptar esta tradición, la práctica se empezó a llevar a cabo también por la creencia de que el color rojo sería señal de sangre, de vida, de buena suerte. ¿Cómo dar color a los días blancos con este color en una sociedad en la que está completamente prohibido? Vieron la clara solución en la ropa interior, lugar desde el cual no se vería dicho color.

A día de hoy, dejamos a un lado a brujas y demonios para optar por el rojo para muchas cosas en nuestro día a día pero, en especial para Nochevieja, lo seguimos usando como señal de vida, de buena suerte, de prosperidad, de que el próximo año va a ser de los mejores. ¡Pero mucho cuidado! Actualmente, la tradición dicta que nuestra lencería ha de ser completamente nueva, pues si es usada de años anteriores, pierde por completo su eficacia.

Así que ya sabéis, no dejéis de usar lencería de color rojo en este 31 de diciembre. La buena suerte estará asegurada.

Uso de cookies

Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR